Un ejercicio entre texto e imagen que se renovó semanalmente.

En cada uno hay un microrrelato disparado por una imagen, o una imagen que surge de un microrrelato.

Diego Axel Lazcano

 

Artista Visual y Diseñador Gráfico. Participa en exposiciones y convocatorias colectivas de artes visuales. Edita publicaciones independientes.

Participó en "…xyzA-Cdef…" antología de poesía visual argentina y catalana (Tiempo Sur, Associació Cultural de Poesia Pont del Petroli,  Badalona - Buenos Aires 2019)

Silvina Gruppo

 

Es licenciada en Letras (UBA) y docente en la Licenciatura en Artes de la escritura (UNA). Coordina talleres de narrativa. Organizó la parte literaria del libro interdisciplinario 3 historias en 1 clic, de la Fundación PH 15. (Fa editora y 27 Pulqui, 2018). Su primera novela, Oeste, fue publicada en Argentina (Conejos, 2019) y en Uruguay (Ediciones de la Banda Oriental, 2020)

Juntos crearon y editaron el proyecto 8cho Y och8

Sin título. Dibujo digital.

Virtual

 

El cielo está rojo y hay luz desde que la ruta se transformó en autopista, pero todavía es de noche. Le paso la mano a la ventanilla empañada y me atraganto con los carteles: publicidades de todo tipo y un desfile de candidatos desconocidos que cambian según la localidad por la que cruzamos a velocidad máxima. Se ilumina la pantalla de mi celular, hacía horas que no recibía nada. Manoteo, leo, hago una sonrisa reflejo y contesto con gracia. Así estuvimos los últimos meses, a cada rato, ansiosos, pendientes y mientras hacíamos cualquier otra cosa. Nos la pasamos a mensajes, fotos e ilusiones.

Ya está despierto, me dice, va camino a la terminal. Miro mi foto de perfil. Él espera encontrarse con esa chica sonriente. Mi cara en el espejo me la hace difícil. El maquillaje gastado me acusa las ojeras. Limpio, corrijo, vuelvo a dibujarme y me meto un chicle demasiado mentolado para estar en ayunas. El fantaseo del encuentro es tan empecinado que viene igual que un recuerdo, aunque lleno de imágenes que nunca viví.

Llegamos. El micro busca su dársena y los pasajeros empiezan a levantarse y hacen fila en el pasillo. La impaciencia del viaje explota toda junta en este instante. Me quedo sentada y espío detrás de la cortinita. Está apoyado contra una columna, fuma y hace de cuenta que mira el horizonte. No hay horizontes en esta ciudad atiborrada de cosas. Está en pose.

Bajo y él de inmediato se me viene a la boca. Tengo la idea de besarlo, pero algo se me pone en guardia. Qué pasa, me dice, estoy dormida, miento. Lo abrazo para demorarlo un poco, para entender que ese olor es suyo y para saber qué tan alto me queda. Digo su nombre y apellido completos pero siento un desconocido pegado al cuerpo. Quién sos, pregunto, él piensa que es un chiste y me repite palabras de amor que nos escribimos por teléfono y que ahora me suenan tan ajenas.

Enviando formulario...

El servidor ha detectado un error.

Formulario recibido.

2016

2015

2014

2013