Un ejercicio entre texto e imagen que se renovó semanalmente.

En cada uno hay un microrrelato disparado por una imagen, o una imagen que surge de un microrrelato.

Diego Axel Lazcano

 

Artista Visual y Diseñador Gráfico. Participa en exposiciones y convocatorias colectivas de artes visuales. Edita publicaciones independientes.

Participó en "…xyzA-Cdef…" antología de poesía visual argentina y catalana (Tiempo Sur, Associació Cultural de Poesia Pont del Petroli,  Badalona - Buenos Aires 2019)

Silvina Gruppo

 

Es licenciada en Letras (UBA) y docente en la Licenciatura en Artes de la escritura (UNA). Coordina talleres de narrativa. Organizó la parte literaria del libro interdisciplinario 3 historias en 1 clic, de la Fundación PH 15. (Fa editora y 27 Pulqui, 2018). Su primera novela, Oeste, fue publicada en Argentina (Conejos, 2019) y en Uruguay (Ediciones de la Banda Oriental, 2020)

Juntos crearon y editaron el proyecto 8cho Y och8

Pronóstico

 

Es un día quieto que se asienta sobre las superficies. Nos pesa. Tenemos la ropa pegoteada y nos cuesta respirar. Se hace de noche, subimos a la terraza por algo de fresco, qué inútil, las baldosas se guardaron el sol y ahora lo irradian a oscuras: nos cocinamos. Se me ocurre que esto va a ser así para siempre y me desespero. Mastico hielo. Me echa una mirada filosa. Apuesto a que le molesta el ruido quebrado entre mis dientes. Pero no dice nada y yo sigo. No le alcanza el ánimo para el reproche ni a mí para la concesión.

Las plantas languidecen. Si no estuviera tan mustia como ellas, conectaría la manguera o traería, al menos, un cacharro con agua. Hay que regar, digo. Me escucha pero se queda callado. Odia que enuncie las tareas haciéndome la desentendida, puede retrucar un imperativo, pero no se banca la mosquita muerta del impersonal. Le busco pelea: hay que regar, insisto. Él se aclara la garganta y emboca el gargajo directo en una maceta. Hay que regar, me contesta con cara de “ahí tenés”.

De pronto un empujón de aire tibio se nos viene encima. ¿Sentiste? Hago que sí con la cabeza. En un rato se multiplica por todos lados. Parecen pájaros invisibles y enormes que aletean a nuestro alrededor. Son ráfagas escurridizas que no se ponen de acuerdo en qué dirección correr. Algunas basuritas del suelo se arremolinan en los rincones. El ambiente se acelera, se vuelve más liviano y hasta se enfría. Nos reímos. Esto no estaba pronosticado. Me abraza, tengo un nudo en la garganta. Va a llover, dice. Hay que descolgar la ropa, pienso, pero no digo nada. Nos acostamos en el piso, está sucio, qué importa. Miramos el cielo que la tormenta puso blanco. Vamos a ser testigos de las primeras gotas. Nos vamos a mojar. Me apena que esto no pueda durar para siempre, respiro hondo así se me mete adentro de la memoria y a él le aprieto fuerte la mano.

Tinta y sellos sobre papel

Enviando formulario...

El servidor ha detectado un error.

Formulario recibido.

2016

2015

2014

2013