Un ejercicio entre texto e imagen que se renovó semanalmente.

En cada uno hay un microrrelato disparado por una imagen, o una imagen que surge de un microrrelato.

Diego Axel Lazcano

 

Artista Visual y Diseñador Gráfico. Participa en exposiciones y convocatorias colectivas de artes visuales. Edita publicaciones independientes.

Participó en "…xyzA-Cdef…" antología de poesía visual argentina y catalana (Tiempo Sur, Associació Cultural de Poesia Pont del Petroli,  Badalona - Buenos Aires 2019)

Silvina Gruppo

 

Es licenciada en Letras (UBA) y docente en la Licenciatura en Artes de la escritura (UNA). Coordina talleres de narrativa. Organizó la parte literaria del libro interdisciplinario 3 historias en 1 clic, de la Fundación PH 15. (Fa editora y 27 Pulqui, 2018). Su primera novela, Oeste, fue publicada en Argentina (Conejos, 2019) y en Uruguay (Ediciones de la Banda Oriental, 2020)

Juntos crearon y editaron el proyecto 8cho Y och8

En contra

 

Siente un vacío en el estómago. Preferiría estar enferma, que sea cuestión de Buscapina y reposo. Pero no. Es un aleteo en el pecho y más abajo, en algún lugar todavía impreciso. El ansia la ahueca. Tiene ganas y tiene miedo. Sólo llega a traducir lo que le pasa como remordimiento, por mi culpa, por mi culpa, por mi grandísima culpa. Se impone el martirio para no pensar. Le gustaría volver a creer en Dios para tener a quién pedirle perdón y, sobre todo, para que alguien la absuelva. No sabe perdón por qué, pero la reconciliación del confesionario solía aliviarle las oscuridades de la infancia. ¿Hizo algo más que gestar esas ganas desesperantes? Camina por las paredes.

Se amonesta: basta, controlate. Se mordisquea uñas y pellejos, busca su agenda anacrónica de papel y la deja atestada de tareas ¿No es que el trabajo dignifica? Acá tiene. Deuda, compromiso, ya mismo, atención, impostergable, urgente, sin falta. La vida queda presa en las celdas del calendario. Le echa un vistazo y se tranquiliza al ver tantas cosas que hacer. Aunque no puede empezar por ninguna, la vibración nueva es empecinada, no entiende de cuentas pendientes ni de imperativos morales.

Se reza un discurso sin labios, de puro dientes que castañetean. Está llena de argumentos que le juegan en contra al impulso ardoroso, aterrador, recién nacido. Se pone los zapatos más filosos que encuentra, no va a caminar sin dejarse herida. No alcanza. Aprieta el contorno de su cuerpo hasta hacerlo desaparecer. Ajusta el cinturón, es un torniquete, a ver si por fin amaina el tumulto anhelante que le golpea la sangre.

 

Sin título – Sellos sobre papel.

Enviando formulario...

El servidor ha detectado un error.

Formulario recibido.

2016

2015

2014

2013