Un ejercicio entre texto e imagen que se renovó semanalmente.

En cada uno hay un microrrelato disparado por una imagen, o una imagen que surge de un microrrelato.

Diego Axel Lazcano

 

Artista Visual y Diseñador Gráfico. Participa en exposiciones y convocatorias colectivas de artes visuales. Edita publicaciones independientes.

Participó en "…xyzA-Cdef…" antología de poesía visual argentina y catalana (Tiempo Sur, Associació Cultural de Poesia Pont del Petroli,  Badalona - Buenos Aires 2019)

Silvina Gruppo

 

Es licenciada en Letras (UBA) y docente en la Licenciatura en Artes de la escritura (UNA). Coordina talleres de narrativa. Organizó la parte literaria del libro interdisciplinario 3 historias en 1 clic, de la Fundación PH 15. (Fa editora y 27 Pulqui, 2018). Su primera novela, Oeste, fue publicada en Argentina (Conejos, 2019) y en Uruguay (Ediciones de la Banda Oriental, 2020)

Juntos crearon y editaron el proyecto 8cho Y och8

Ciudades

 

Limpiaparabrisas a toda máquina. Frenada chirriante, vidrios por el suelo, puteada, se bajan, se mojan, se empujan, se amenazan, se putean, cambian los datos del seguro, vuelven a subir a los autos y otra vez son desconocidos. Semáforo intermitente, el reloj bombea en las sienes. El colectivo muerde el cordón de la vereda y se manda. La moto del reparto resbala, la comida queda desparramada en el pavimento. Sirenas. Alguien se persigna. Bombos, bocinas, banderas, un petardo, cánticos que suenan a protesta o a festejo futbolero. Cambio, dólares, euros, reales, cambio. Martillo neumático, no te escucho, letreros de hombres trabajando, ruido a máquinas destruyendo. El ladrón se hunde en la marea de zapatos que van y vienen. Contenedores de basura putrefacta y ratas. Pasan papeles de mano en mano, tapizan la calle: pizza, atención psicológica, depilación, apoyo escolar, taxi, puta. Ofertas, venta ambulante, compre, aproveche, para la cartera de la dama o el bolsillo del caballero. Una moneda, por el amor de dios, para remedios, para la leche, para la birra. Una pelota se va debajo del tránsito. Doble fila de autos frente al colegio. Estacionamiento contravencional pero, qué atentos, a todos les titilan las balizas como a árboles de navidad.

Y en medio del caos hay una ciudad en la que impera el silencio. Es tranquila, sin tiempo, se llega a escuchar el viento entre los árboles, los aleteos frenéticos de las palomas que se aparean, un llanto nuevo o un rezo acostumbrado. No hay peligro, está todo ordenado, clasificado con una señalética mezquina y eficaz: nombres, fechas de principio y de fin. Hay placas, flores marchitas y las de plástico que se llenan de tierra. Ornamento para el rico, discreción para el pobre, pero el mismo relleno en todas las cajas de un mundo paralelo en donde ya no se respira.

Acuarela y tinta sobre papel

Enviando formulario...

El servidor ha detectado un error.

Formulario recibido.

2016

2015

2014

2013